Tratamientos anti acné: Fototerapia con máscara led

Parece recién llegada del futuro, pero quizás ya has escuchado sobre los buenos resultados que ofrece la fototerapia con máscara led para tratamientos anti acné.

¿Qué aplicación estética tiene la fototerapia con tecnología LED?

El principio básico del uso de la tecnología LED, también conocida como fototerapia, es la capacidad de cierto tipo de luz, con longitudes de onda específicas de baja intensidad, de realizar procesos de bioestimulación a diferentes niveles y en distintas células de nuestra piel.

¿Luz roja o luz azul?

Hay varios tipos de luces led que dan como resultados efectos ante diferentes tratamientos, por ejemplo, para tratamientos contra el acné, puede tratarse con luz azul o roja, o con una combinación de ambas, en función del problema específico a tratar para cada paciente. La luz azul se usa generalmente para matar las bacterias que causan el acné, y es un tratamiento efectivo para los puntos negros y puntos blancos, mientras que la luz roja se usa para acelerar la curación de las heridas provocadas por el acné, así como para reducir el tamaño de los poros y mejorar la tersura de la piel gracias a la estimulación de la producción de colágeno.

La luz azul ha sido históricamente la más utilizada para el tratamiento del acné. Cuando la luz azul alcanza a las glándulas sebáceas de la piel, es capaz de excitar unos compuestos específicos producidos por las bacterias que producen el acné llamados porfirinas. Al ser excitadas, las porfirinas matan las bacterias.

Algunos estudios han indicado que la terapia con luz azul administrada por un especialista puede producir una reducción del acné hasta en un 70%.

¿Y la luz roja?

Por su parte, la luz roja penetra profundamente en la piel y reduce la producción de moléculas inflamatorias que contribuyen a la formación del acné. Puede además ayudar también a reducir el tamaño de las glándulas sebáceas, reduciendo por tanto la cantidad de sebo producido. Los estudios indican que la luz roja puede reducir el acné no inflamatorio hasta en un 60% y el acné inflamatorio (pápulas y pústulas) hasta en un 66%.

En la mayoría de los tratamientos, la luz azul y roja se usan conjuntamente para maximizar los beneficios de ámbas terapias, alcanzando una reducción de las lesiones de hasta un 83% según algunos estudios.

Si tienes problemas de acné, te recomendamos que pidas cita en nuestras clínicas para realizarte un diagnóstico facial gratuito y poder determinar cual es el mejor tratamiento para tu caso.

Si tienes dudas, puedes contactarnos por redes sociales.

Contacta con nosotros

Envíanos un correo electrónico y nos pondremos en contacto lo antes posible.

Start typing and press Enter to search