¿A partir de qué edad tengo que empezar a cuidar mi piel?

¿A partir de qué edad tengo que empezar a cuidar mi piel? Si estás leyendo esto es porque empieza a preocuparte tu piel y tienes dudas sobre su cuidado, tanto facial como corporal.

¿Cómo debo cuidar mi piel? ¿Cuáles son los mejores productos para mi piel? Seguro que estas y muchas más preguntas te surgen en tu rutina diaria de cuidados.

Y es que una piel sana y cuidada es sintoma de vitalidad y juventud y hay varias reglas super importantes que seguir para tener una piel de 10: Hidratación, limpieza y protección.

Gran parte del proceso de envejecimiento y sus señales dependen del estilo de vida que se lleve: si se come sanamente o no, si se hace ejercicio, si se trasnocha mucho o poco, si se fuma y bebe… Aunque también inciden factores ambientales como la contaminación y los rayos del sol, que pueden acelerar los signos de envejecimiento en la piel.

Y es que cada día son más las mujeres que han aprendido a cuidarse y cumplen los 50, 60 y 70 años llenas de energía y con una vida muy activa, que incluye un trabajo, ejercicio y actividades sociales y familiares.

Pero sobre todo, es a partir de los 30 años en el momento en el que empezamos a ver los primeros signos de envejecimiento y comenzamos a buscar contornos de ojos para esas patas de gallo que ya asoman. Aunque el proceso de envejecimiento comienza a los 20 años, este se puede retardar con un cuidado diario que incluye la limpieza, la hidratación y la protección solar. “Desde los 20 hay que cuidarse de la contaminación ambiental y el sol; a partir de los 30, se necesitan cremas con vitaminas y moléculas que protejan de la oxidaciones; en los 40, sueros concentrados de activos que hidraten la piel, y desde los 50 cremas de noche con activos”, aconseja la especialista.

Un imprescindible a todas las edades es el protector solar, que no puede faltar a ninguna edad y en ningún momento del día: es la mejor manera de evitar todos los daños que el sol causa sobre nuestra piel. Debemos acostumbrarnos a aplicarlo antes de salir de casa, incluso los días nublados. Al cabo de los años nuestra piel lo agradecerá.

Pero veamos los cuidados por edades:

A partir de los 20: A esta edad la piel está fresca, luminosa y tersa, por lo que somos menos constantes con los cuidados básicos de belleza, lo que es un error. Lo principal es limpiarnos el rostro todas las noches, antes de acostarnos, para eliminar el maquillaje y toda la suciedad adquirida en el día. Lo conveniente es hacerlo con un gel limpiador suave y no con toallitas desmaquillantes porque son muy agresivas para el uso diario.

Tras la limpieza, hay que aplicar una buena crema hidratante. Para las pieles grasas, conviene usar cremas oil free (sin aceite) para no obstruir los poros, y para la piel seca puede se puede usar una crema más untuosa. Se debe aplicar por la mañana y por la noche.

Además, es muy importante realizar una exfoliación semanal. De ese modo eliminaremos las células muertas y mejoraremos la penetración de las cremas.

A partir de los 30: A esta edad se empiezan a manifestar los primeros signos del envejecimiento: manchas, pérdida de elasticidad, menos luminosidad, se ve algo más deshidratada e, incluso, la coloración ya no se ve tan uniforme.

Hay que realizar la limpieza con cuidado. Si utilizamos productos waterproof, lo mejor serán los desmaquillantes con base aceitosa porque eliminan mejor y con mayor suavidad el maquillaje resistente al agua. Luego, se usa un gel limpiador para eliminar toda la suciedad en profundidad y, si es necesario, hay que exfoliar. Para finalizar, podemos aplicarnos un tónico o pulverizamos agua termal para descongestionar la piel y mantenerla hidratada.

La hidratación debe ser con cremas de tratamiento o serums, principalmente con vitaminas como la E y la C que son antioxidantes y disminuyen las líneas de expresión. También es necesario aplicar productos para el contorno de ojos y alguna mascarilla blanqueadora con vitamina C, pues a esta edad comienzan a aparecer las primeras manchas. Por eso, el protector solar debe ser de un índice alto.

A partir de los 40. En esta etapa se empiezan a notar los cuidados que tuvimos -o no tuvimos- en los años anteriores. Además de la hidratación y protección del sol, debemos prestar atención a los activos de las cremas que utilizamos, buscando aquellas pensadas para nuestra edad. La vitamina C ayudará a como antioxidante y hará más lento el envejecimiento celular. El ácido retinoico tiene propiedades antiarrugas y reafirmantes, y funciona como despigmentante de la piel y activa la producción de colágeno natural. A su vez el ácido hialurónico ayuda a la hidratación a la piel, dando un aspecto más terso y ayudando a rellenar las pequeñas arrugas y líneas de expresión.

Podemos sumar los peelings químicos o dermoabrasiones en centros médico estéticos como FarmaEstetic en Almería y Aguadulce, unas tres o cuatro veces al año. Además, es fundamental la ingesta de alimentos que contengan antioxidantes.

Sobre los 50: Se siguen los patrones que se han mantenido en los años anteriores. En el mercado han aparecido una gran cantidad de productos para esta edad orientados a mitigar las arrugas de expresión y la flacidez y pérdida de volumen facial que ha provocado el paso de los años.

Además de los cuidados diarios en limpieza, hidratación de día y noche y protección solar, se puede acompañar con sesiones de tratamiento en centros médicos profesionales.

Nosotros, en FarmaEstetic, ponemos a tu disposición personal formado y la última y más novedosa tecnología en Almería. Además, te ofrecemos una cita gratuita de diagnóstico para poder valorar tu piel y saber qué tratamiento es el más apropiado para ti. Así que deja de preguntarte “como cuidar mi piel” y ven a que realmente te la cuidemos nosotros. También puedes ponerte en contacto con nosotros haciendo click aquí.

Contacta con nosotros

Envíanos un correo electrónico y nos pondremos en contacto lo antes posible.

Start typing and press Enter to search